¡Su equipo y sus líneas pueden tener una segunda vida útil!. Por lo general, una máquina de segunda mano o usada constituye una alternativa interesante para probar nuestras tecnologías. Generalmente, vendemos máquinas de doble tornillo reacondicionadas e inicialmente usadas para el procesamiento de alimentos o para la fabricación de plásticos y pasta de papel. También proponemos líneas de segunda mano para la fabricación de pasta y cuscús, así como también las secadoras Rotante.

Antes de comprar una máquina de segunda mano, los expertos de Clextral analizan exhaustivamente las necesidades de sus clientes y, en caso de ser necesario, actualizan o reacondicionan la máquina según las diferentes especificaciones y suministran las garantías adecuadas tendientes a proteger las inversiones de sus clientes.

Una vez que la máquina es instalada, los propietarios continúan beneficiándose de la misma asistencia que reciben los compradores de máquinas nuevas, incluyendo: documentación completa, servicios de mantenimiento integrales, piezas de recambio y mejoras. Después de todo, ya que somos el fabricante original, estamos en la mejor posición para ayudarlo a sacar el mayor provecho de sus capacidades de producción.

¿Cuáles son los factores cruciales que se deberían tener en cuenta cuando se compra una máquina de segunda mano?

En las etapas iniciales, el cliente debería especificar para qué desea usar la máquina. Los expertos de Clextral están disponibles para evaluar las necesidades y formular las especificaciones. Una vez que se ha tomado la decisión de comprar una máquina usada, Clextral se compromete a reacondicionarla, respetando los más altos estándares de calidad. Este proceso incluye:

  • Garantizar la disponibilidad del equipo adecuado
  • Proporcionar información completa y documentada, como por ejemplo: la fecha de fabricación de la máquina, la cantidad de horas de funcionamiento, si ha sido mantenida de manera adecuada, documentos de mantenimiento… etc.
  • Examinar detalladamente el estado de desgaste de las piezas principales (por ejemplo: tornillos y barriles), el estado de los equipos auxiliares (por ejemplo: preacondicionadores y secadoras) y componentes eléctricos, seguido por la evaluación de las piezas que deben ser reemplazadas o actualizadas
  • Investigar cuidadosamente otros factores cruciales, tales como: cuánto tiempo ha estado en desuso la máquina en cuestión, si la misma aún cumple con los actuales estándares de  seguridad y funcionamiento, y si cumple con los requisitos de productividad exigidos por el nuevo propietario
  • Puesta en marcha del sistema y capacitación de los operarios.

Si está interesado/a en comprar una máquina usada, o está considerando permutar o vender su actual sistema de Clextral, por favor, póngase en contacto con nuestro personal de ventas para poder obtener más información al respecto.