protéines texturées
La proteína texturada (también conocida como proteína texturizada, proteína de soja texturada o carne de soja) es un subproducto desgrasado de la harina de soja principalmente. La misma  es usada para elaborar una amplia variedad de platos vegetarianos y veganos, o para ser consumida como un reemplazo de la carne.  

La proteína texturada es mucho más económica que la carne, que el pollo y que el pescado, y porque es una fuente de proteínas no contaminantes, con una proporción de huella de carbono por kilo mucho menor que la contenida en la carne. 

¿Cómo se elabora la proteína texturada?

Se mezclan y se calientan ingredientes secos elaborados a base de proteínas, líquidos y vapor en un dispositivo de preacondicionamiento. La pasta luego es transportada a una extrusora de doble tornillo en donde es procesada termomecánicamente. Esto permite que las proteínas sean desnaturalizadas a fin de desactivar ciertas enzimas que pueden causar ranciedad, evitar la proliferación de inhibidores y reducir el amargor.

A continuación, esta mezcla pasa por un molde donde se le agregan macromoléculas de proteína para poder formar una estructura con base celular y para darle forma al extrudido final. La textura del producto se determina mediante la cizalladura laminar de la proteína y su posterior evaporación. Luego, una cuchilla rotatoria se encarga de cortar el producto a medida que va saliendo del molde. A final, el producto es nfriado y secado hasta alcanzar el 10% o menos de grado de humedad.

El producto puede entonces ser empaquetado y vendido como un ingrediente o directamente rehidratado y incorporado en comidas completas.

Ventajes de tecnología y proceso

Los sistemas de extrusión de doble tornillo de Clextral les permiten a los procesadores producir proteínas texturadas de manera económica y ecológica :

  • Procesamiento intensificado a fin de reducir el consumo de agua y energía, bajar los costos y contribuir a conservar el Desarrollo Sostenible
  • Nueva tecnología de moldeo y corte, ideal para crear formas complejas y elaborar recetas sofisticadas
  • Control de la capacidad de retención de agua de las proteínas texturizadas extruidos garantizada por el control exacto del proceso
  • Capacidades de producción variables, que oscilan desde 50 kg/h hasta 600 kg/h
  • Control del proceso mejorado, que permite garantizar resultados consistentes, trazabilidad y condiciones de higiene óptimas
  • Asesoramiento en manos de expertos e instalaciones para realizar pruebas, ideales para diseñarnuevos productos y nuevas recetas